La sanidad privada rechaza que le carguen con el fraude de seguros británicos

Calcula que esta práctica afecta a uno de cada cuatro pacientes en los 200 hospitales de las zonas más turísticas. La ASPE defiende que también es un abuso para la sanidad pública.

La Alianza para la Sanidad Privada (ASPE) ha rechazado este martes que las comunidades autónomas carguen a los hospitales privados con los costes del “fraude” y los “abusos” que, a su juicio, están cometiendo algunas aseguradoras británicas en las pólizas que venden a sus turistas. La práctica detectada, explica ASPE, consisten en que varias compañías británicas venden a sus viajeros seguros de salud para sus vacaciones en España que, en realidad, se basan en la cobertura de la tarjeta sanitaria europea, que funciona con la red pública. La patronal de las clínicas privadas advierte de que no solo se trata de un abuso para la sanidad pública, porque las aseguradoras se aprovechan de la cobertura de los estados en su beneficio, sino que además repercute en sus centros médicos asociados. El problema surge, explica, cuando un turista británico con ese seguro llega a un centro privado creyendo que le cubre su seguro y es derivado a un hospital público, porque su situación está cubierta en realidad por la tarjeta sanitaria europea. Sin embargo, añade, algunas comunidades autónomas, entre ellas Canarias, luego repercuten el coste de la asistencia al centro privado de origen, porque el viajero tenía un seguro privado. “Este perverso sistema de aprovechamiento de recursos públicos por empresas privadas se ha demostrado con casos que puede poner en riesgo la salud de los turistas británicos, satura el sistema sanitario público y supone cargas económicas y administrativas contra los hospitales privados españoles inasumibles e injustificadas”, asegura ASPE. La patronal de la sanidad privada sostiene que las autoridades españolas deberían repercutir esos costes no a sus clínicas, sino al Gobierno británico o a las aseguradoras de ese país. ASPE calcula que este tipo de prácticas abusivas “afectan a entre uno y cuatro pacientes al día en cada uno de los 200 hospitales representados por la entidad en las zonas más turísticas”. “ASPE lleva tres años denunciando estas prácticas y buscando la implicación de España, Reino Unido y Europa para encontrar medidas conjuntas que frenen los abusos y acaben con la impunidad de estas aseguradoras británicas”.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *