¿Contra qué riesgos nos podemos asegurar en Carnaval?

Este fin de semana cientos de españoles disfrutarán del Carnaval; sin embargo, las conocidas cabalgatas y otros actos propios del Carnaval pueden implicar ciertos peligros. ¿Qué ocurriría si una carroza atropella a un espectador?, ¿Y si el traje de una de las candidatas a reina del Carnaval sufre desperfectos?

De hecho, existen precedentes en este tipo de celebraciones: hace varios años el ayuntamiento de Málaga tuvo que indemnizar a una familia cuyo hijo murió atropellado por una carroza durante la cabalgata de Reyes. Y el año pasado un ciudadano fue herido en la de Valencia. El caso más sonado, sin embargo, fue el de Saida Prieto, la reina del Carnaval de Tenerife cuyo traje ardió.

Un seguro para las carrozas

El organizador del Carnaval debería contar con un seguro de eventos que se hiciera cargo de la Responsabilidad Civil. Esto quiere decir, de los daños a terceros.

No solamente el Ayuntamiento debería contar con uno, sino las carrozas privadas de las comparsas que participen en la cabalgata. En caso de muerte por atropello la indemnización podría alcanzar los miles de euros.

Otra opción es que la carroza sea un vehículo (como sucede por ejemplo con los autobuses del Orgullo Gay), cuyo seguro podría responder ante esta clase de percances –inclusive si choca contra otro vehículo–. Asunto distinto es si se trata de daños a la carroza, es decir, de daños propios. No es habitual que las asociaciones cuenten con esta cobertura. No obstante, podría contratarse en el seguro de eventos.

Los vestidos de las reinas del Carnaval

En cuanto al costoso traje de las reinas del Carnaval, la entidad que lo financia debería reflejarlo en su seguro para eventos, pues el precio de estos vestidos parte de los 7.000 euros y puede incluso superar los 20.000. Además, el daño al traje debería ser imputable al evento.

Si el traje fuera de un particular deberíamos declararlo en el seguro de hogar. Se trata de un objeto de valor, similar a las prendas de diseño o un vestido de novia, que debería ser evaluada a parte. Como hacen los coleccionistas de obras de arte o vino.

Algunas aseguradoras incluso ofrecen seguros específicos pensados para aquellos locales donde se almacenen vestidos de este tipo. Estos suelen cubrir el daño producido en la ropa como consecuencia de inundaciones, moho, polillas, accidentes, entre otros.

Restaurantes y chiringuitos

Los restaurantes y locales que saquen a la calle sus carpas y monten sus barras al aire libre también deberán tener especial precaución. Tener la Responsabilidad Civil cubierta para responder ante intoxicaciones, accidentes en el recinto y demás, será clave. La póliza también debería cubrir el robo, los daños en el local, etcétera.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *